Tendencias en decoración con mármol

Tendencias en decoración con mármol

Tendencias en decoración con mármol

30 ABRIL 2018

A menos que una persona tenga un interés particular por los diferentes tipos de rocas, minerales y cristales que existen en el planeta, no sabrá mucho al respecto sobre ellos. En general, el público solo sabe identificar a los más conocidos. Así, justamente, uno de los más famosos a través de todos los tiempos, por su destacada presencia en el arte y la construcción, es el mármol.

Este material tiene la ventaja de poder ser cortado y pulido haciendo el mínimo esfuerzo, manteniéndose siempre brillante.  Además, por ser metamórfico, por completo natural e inocuo, su uso se puede considerar ecológico; lo que le confiere un toque de nostalgia al romántico glamour de épocas anteriores.

Por otro lado, necesita pocos cuidados para conservar su aspecto, pero estos no son distintos ni más duros que los que exigiría, por ejemplo, la madera. Se trata de un material que resulta hermoso en cualquier atmósfera, clásica o vanguardista. Y la abundancia de colores existentes facilita la posibilidad de hacer combinaciones muy atractivas.

Usando el mármol en tus proyectos de interiorismo

Toda pieza del material posee un patrón único e inigualable, por lo que cada obra de arte o utilitaria destaca de manera exclusiva entre la multitud. Colóquelas en amplios y cómodos espacios que presenten un acceso libre a las ventanas u otras fuentes de luz. De ese modo, el brillo y la luminosidad de la estancia armonizarán con la naturaleza fría y regia de la piedra.

La idea es que el mármol funcione como un interesante foco de atención visual, ya sea que se trabaje con una sección pequeña o se recubra una pared entera del recibidor, una habitación o un baño. Incluso se puede colocar una especie de cuadro enmarcado del oscuro Tower Black contra un muro claro de Cenia Beige, estableciendo un agradable contraste.

Algunas ideas adicionales serían:

  • Enchapar la chimenea o adornarla por encima con una pieza de Regimental Grey.
  • Si se tiene una ducha sin puerta, con un muro que cubra parcialmente la entrada, recubrirlo evocaría una sensación de frescura y confort.
  • Colocar una sección rectangular sobre la estufa que llegue hasta la campana o en las encimeras de las islas o las penínsulas de la cocina.
  • Usarlo para pavimentar el suelo de una zona. Esto requiere decidir si se desea una tonalidad clara que ilumine u oscura que lo haga más elegante.
  • Una mesita de té, una estatua o una bandeja, inclusive, son suficientes detalles atractivos.

Al final, se demuestra que aunque debemos mucho a los avances tecnológicos y científicos de la época moderna, no podemos olvidar los regalos que la tierra misma provee generosamente a quien los aprecia. Y es que un fragmento de mármol es una versión sublime y especial de una pintura abstracta.